Slide background

Ha sido el Pesebre Viviente de Corbera de Llobregat el que ha permitido que sea el público quien se mueva por caminos mezclándose con las figuras vivientes, convirtiéndose en un personaje más de esta festividad navideña.

Tan grande es la expectación entre el público, que año tras año se innovan y se mejoran les escenas y las representaciones.

Un circuito de cerca de 700 metros de recorrido con escenas como la Anunciación del Ángel a la Virgen, los pastores, las lavanderas, el Nacimiento en la Cueva, la anunciación del Ángel a los pastores, la adoración, los Reyes, la huída a Egipto, la vida de familia a Nazaret y escenas típicas catalanas de masías y barrios donde se trabajan diversos oficios, se cantan villancicos y se hace cagar el tió ante el tradicional pesebre de musgo.

Todos los actores colaboran de forma desinteresada, sacrificando más de veinte noches por temporada, las más frías del año, con una clara voluntad: hacer vivir a nuestros visitantes y amigos una Navidad diferente.

_MG_8855_p
home